SAP » Profesionales » Comunicaciones 2008 » Ley 25.630 - La fortificación de las harinas

Comunicaciones
Activ. Entidad Matriz
Actividades Filiales
Listas de Discusión
Calendario de Vacunación
Consensos
Soft para Pediatras
Biblioteca
Curvas de Crecimiento
Libreta de Salud
Promoción de la Lectura
Salud Materno Infantil 2013
Becas y Premios
Ejercicio Profesional
 
Ley 25.630 - La fortificación de las harinas

Buenos Aires, Noviembre de 2008

A la Presidenta de la Comisión de Salud y Deportes del Honorable Senado de la Nación
Dra. Haidé Giri
S    /    D

De nuestra mayor consideración:

La Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Pediatría se dirige a Ud. y por su intermedio a la Comisión de Salud y Deportes del Senado de la Nación a fin de expresar su preocupación por el proyecto de modificación de la ley 25630, que se encuentra actualmente en esa honorable cámara para su tratamiento.

Planteo del problema

Los defectos del tubo neural (DTN) constituyen un grupo de malformaciones congénitas causadas por la falta de cierre del mismo. Las dos formas más comunes, anencefalia y mielomeningocele, pueden respectivamente causar la muerte en los primeros días de vida, o producir invalidez permanente. Además de la carga familiar y emocional que provoca esta  grave discapacidad, el costo en atención médica es muy elevado.


Los DTN constituyen la segunda causa de malformaciones congénitas. En Argentina, se estima la incidencia  entre  1/1000 a 1/1200 nacidos vivos, lo que significa alrededor de 400 a 500 nacimientos afectados anualmente.

Se ha demostrado a través de evidencia científica que si la mujer consume ácido fólico (AF) a dosis adecuadas durante el período inmediatamente anterior a la concepción y primer trimestre del embarazo, disminuye considerablemente su riesgo de tener hijos con DTN.

La recomendación de suplementación para  las mujeres de edad fértil es  consumir por lo menos 400 microgramos diarios de AF, siendo el período crítico desde 1 mes antes de la fecundación hasta la 12ª  semana de embarazo.

Estrategias posibles

Las estrategias aceptadas para aumentar el consumo de ácido fólico en las embarazadas son:
1) promover el consumo de alimentos ricos en AF,
2) suplementación con polivitamínicos con AF y
3) fortificación de alimentos de consumo masivo.

Las dos primeras estrategias tienen dificultades prácticas en su aplicación, debido en el primer caso a los hábitos alimentarios de la población, y en el segundo al gran porcentaje de embarazos no planificados. La fortificación de alimentos ofrece la ventaja de cubrir una gran población a bajo costo. Además, la fortificación de la harina de trigo es una medida que favorece a la equidad, ya que su consumo es universal y no tiene, a diferencia de la suplementación farmacológica, desigualdades en los distintos sectores sociales.

En ese sentido llama la atención la baja proporción de mujeres que recibieron suplemento farmacológico adecuado, especialmente entre las que se atienden en el Sector Público.

En Argentina la ley 25630 de prevención de anemias y malformaciones
del tubo neural, promulgada en 2002,  exige que  la harina de trigo destinada al consumo que se comercializa en el mercado nacional incorpore el AF, en un porcentaje de 2,2 mg. por kg.

El enriquecimiento de la harina de trigo ha demostrado eficacia en otros países para disminuir los DTN. En Estados Unidos, Canadá y Chile se ha demostrado una disminución cercana a la mitad de los defectos del tubo neural luego de que la  fortificación fuera obligatoria.

En Chile, se ha estimado que el costo total de la rehabilitación de un niño con mielomeningocele ronda en los U$S 120.000, desde el nacimiento hasta los 18 años de edad, mientras que el costo de la adición de ácido fólico a la harina se calcula en U$S 174.000 anuales para todo el país.

Por lo tanto, la prevención de un solo caso anual de DTN permitiría recuperar casi todo el costo de la fortificación de la harina de trigo con ácido fólico durante todo un año.

Tanto en los Estados Unidos como en Chile la fortificación es mandatoria para todos los productos derivados de la harina, y no sólo para el pan fresco. En Estados Unidos además se está solicitando incrementar la cantidad de ácido fólico a incorporar a la harina.

Situación actual en Argentina

En nuestro medio se ha observado una disminución importante de la mortalidad por defectos del tubo neural desde la implementación de la ley.

Por otra parte, se realizó en Argentina un estudio para evaluar los niveles de ingesta de ácido fólico en mujeres en edad fértil, donde se encontró que la ingesta promedio de fólico con la dieta de las mujeres en edad fértil es de 481 microgramos diarios, cifra que coincide con los datos de la Encuesta Nacional de Nutrición, y alcanza a cubrir las recomendaciones.

En el trabajo mencionado anteriormente, se realizó una encuesta en 327 mujeres de edad fértil entre noviembre de 2006 y marzo de 2007.
Para evaluar la ingesta de AF en la dieta se realizó un recordatorio de los alimentos más ricos en AF en las últimas 24 horas, tomando como referencia el contenido de AF en los alimentos descripto en National Research Council.

La ingesta promedio de ácido fólico de fuente dietaria en mujeres en edad fértil fue de 481 microgramos diario, y la distribución resultó aproximadamente la siguiente:

Ingesta de ácido fólico de origen dietario. Mujeres en edad fértil, región Centro Cuyo, año 2006.
Concepto
Ingesta alimentos total
ingesta harinas
ingesta pan
ingesta otras harinas
ingesta otros alimentos
Promedio
481
374
166
208
107
Porcentaje
100
77,8%
34,5%
43,3%
22,2%

La ingesta recomendada de AF en el periodo preconcepcional para prevenir defectos del tubo neural es de 400 microgramos. La ingesta promedio en la población estudiada fue de 481 microgramos, apenas por encima del mínimo.

La mayoría de esta ingesta se logra a través de harinas fortificadas pan, y otros productos manufacturados (galletitas, fideos, etc.).

Posición de la Sociedad Argentina de Pediatría - Propuesta

El aumento de los niveles de folato por medio de la fortificación de los alimentos es una importante estrategia de salud pública para llegar a un extenso número de miembros de la población destinataria. En la actualidad, 19 países de las Américas han fortificado la harina de trigo con ácido fólico, además de hierro.

La modificación a la ley 25630 -que ya tiene media sanción en Diputados-,  pretende quitar la obligatoriedad de fortificar productos envasados, dejando solo el pan y la harina de paquete. Si se quitara la fortificación en los productos como fideos, galletitas, etc, la ingesta de folatos se reduciría en un 43,3%, siendo a todas luces insuficiente para cubrir los requerimientos recomendados.

Los legisladores deberían tener en cuenta que la ley 25630,  tal cuál rige en este momento, ha dado resultado en otros países y también en Argentina; la modificación reduciría considerablemente su eficacia.

Creemos que los cambios propuestos no contemplan como prioridad la salud de madres y niños.

Tampoco están avalados estos cambios por el costo-beneficio, dado que resulta muchísimo más económico y es técnicamente factible, realizar la prevención primaria de estos defectos con una fortificación amplia de los alimentos, que afrontar los costos económicos del tratamiento y rehabilitación de los niños afectados.

Para fundamentar los argumentos expuestos, citamos algunas referencias bibliográficas:

1)    De Wals P, Tairou F, Van Allen MI, Uh SH, Lowry RB, Sibbald B, Evans JA, Van den Hof MC, Zimmer P, Crowley M, Fernández B, Lee NS, Niyonsenga T. Reduction in neural-tube defects after folic acid fortification in Canadá. N Engl J Med. 2007 Jul 12;357(2):135-42.
2)    Hertrampf, Eva: Fortificación de la harina de trigo con ácido fólico y prevención de los defectos del tubo neural en Chile. En ”Nutrición y vida activa”, publicación No 612, Organización Panamericana de la Salud.
3)    Hertrampf, E and Cortés F: National food-fortification program with folic acid in Chile. Food Nutr Bull. 2008 Jun ;29 (2 Suppl):S231-7. Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, Universidad de Chile, Santiago, Chile
4)    Calvo, E: Fortificación con ácido fólico y defectos del tubo neural  Arch Argent Pediatr 2008; 106(4):291-292
5)    Zabala R, Waisman I, Corelli M, Tobler B. Ácido fólico para prevenir defectos del tubo neural: consumo e información en mujeres en edad fértil de la Región Centro Cuyo. Arch Argent Pediatr 2008;106(4):295-301.
6)    Brent, Rand Oakley G: Triumph and/or Tragedy: The Present Food and Drug Administration Program of Enriching Grains With Folic Acid. PEDIATRICS Vol. 117 No. 3 March 2006, pp. 930-932


Quedamos a su entera disposición para ampliar estos conceptos, o proveer el asesoramiento técnico que Ud. considere oportuno.

Saludamos a Ud con la consideración más distinguida.

Dra. Margarita Ramonet - Presidenta
Dra. Angela Gentile - Secretaria General

volver

 
 








Sociedad Argentina de Pediatría

Av. Coronel Díaz 1971/75 (C1425DQF) – Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina. Teléfono-Fax (54-11)4821-8612



Centro de Docencia y Capacitación Pediátrica "Dr. Carlos A. Gianantonio".
Jerónimo Salguero 1244 (C 1177AEX ) Ciudad Autónoma de Buenos Aires -
Argentina Teléfono: (54-11) 4862-6868

1997-2013 - Todos los derechos reservados | Términos y condiciones de uso del contenido

Declaración de Protección de Datos Personales

El uso del sitio de la Sociedad Argentina de Pediatría y los materiales publicados
está sujeto a la Licencia Creative Commons y otros términos de uso

Administrador sitio web: Dr. Guillermo Goldfarb

Desarrollado por: